25 sept. 2011

El efecto de la cafeína

    Tomar café es uno de esos pequeños placeres que si me quitan , podría producir un desequilibrio en mi con consecuencias inimaginables para mi salud mental. Se supone que el efecto de la cafeína debería  acelerar el ritmo cardíaco,  avivar mi espíritu y suministrarme una  buena dosis de energía , pero, paradójicamente cada vez que me tomo uno, me invade una sensación  de alivio  que me deja más indispuesto que dispuesto.  Hace algunos años, un par de shots de expreso podían inyectarme la exacta dosis de energía que necesitaba para terminar la tarea que dejaba para última hora , o estudiar para el examen del día siguiente. Hoy en día me puedo tomar tres tazas de café después de la cena y dormir como un bebe por toda la noche.
     Cuenta la leyenda que un día un pastor árabe se dio cuenta que las frutas de cierto arbusto excitaban a sus cabras, sorprendido por la reacción decidió llevarle una muestra a un sacerdote para que estudiara las propiedades espirituosas. Este trato de hacer una bebida que resulto intomable, pero que cuando se secaba  al sol destilaba un delicioso aroma. Un tiempo más tarde la bebida se difundió por todo el mundo árabe y se le asignó el nombre de gashue , que significa bebida vegetal.
    Rápidamente el café se expandió  convirtiéndose en una bebida universal, llegando a inspirar a personalidades como Bach , Beethoven o Napoleón. A diferencia del vino es un descubrimiento reciente, pero que de haber llegado al mismo tiempo , al menos un par de dioses en Roma y Grecia  le hubiesen asignado y a miles de aristas hubiese inspirado.
    En Venezuela el café tiene un alcance total en la población. Sin distinguir región, edad , color o clase social, el café, como Droopy,  aparece por todos lados y en todas partes todos los días . Los venezolanos somos afortunados de que en nuestro país se produzca un grano de excelente calidad. Todavía recuerdo como mi profesor  de inglés en Boston que había visitado Venezuela decía  :”Ohh you guys have an amazing coffe over there ”, y cuando un día uno de los venezolanos trajo al curso el  café fama de America que se había traído en la maleta la diferencia fue del cielo a la tierra .
    Hace unos años al gobierno se le ocurrió la genial idea de expropiar una de la principales empresas de café del país , el resultado es que por primera vez en la historia estamos importando café , es un grano que claramente no tiene la misma calidad que el nuestro. No hace falta tener un extraordinario paladar para comprobarlo. 
   No se ha demostrado aun si el café genera una adicción comparable al alcohol  o a la cocaína , si genera algún tipo de adicción es psicológica como en mi caso. El siguiente video es un testimonio de un adicto que logró reducir sus dosis diarias de cafeína , para que no siguiera afectando a su pobre cuerpo, demostrando así que ¡Sí se puede!


No hay comentarios:

Publicar un comentario