27 oct. 2011

Descubrimientos accidentales


Dícese de accidente a todo evento que ocurre de manera no voluntaria. Puede ser desde la múltiple coalición ocurrida recientemente en la formula uno , que dejó hasta pilotos muertos, o como una vez que le regué el café encima a un desconocido en el ascensor, el otro día como hace diez años. Aclarada la definición del sustantivo entonces vale la pena preguntarse: ¿Son siempre malos los accidentes? ¿Es el ser Humano un accidente de la naturaleza? Me interesa más la primera pregunta, que se ocupe Darwin de la segunda.

Supongo que no deben ser malos los accidentes , muchos de los grandes descubrimientos  del siglo XX se realizaron de manera accidental, es decir sin querer queriendo.  Por ejemplo la viagra, en 1992 un grupo de científicos escoceses que pretendía buscar una droga que aliviara la angina de pecho, terminó encontrando uno de los medicamentos más potentes de la historia; o el microondas que se descubrió cuando las ondas de un radar le derritieron un caramelo que llevaba en el bolsillo a un soldado inglés.
            Jamás he sentido una fuerte curiosidad por el origen del ser humano. Me sobra y me basta con la de los 7 días de la Biblia , aunque a veces también coqueteo con la teoría de que venimos de una civilización que existió en Marte hace milenios, pero que lamentablemente (como dice Chávez) el capitalismo perverso acabó con ella. En el caso hipotético de que las dos fuesen falsas ¿Qué mejor manera de crear algo tan extraordinario y grandioso como el ser humano que accidentalmente?.

16 oct. 2011

Una musa sin pudor

    Siempre la miraba como con miedo, ella con su mirada fija en el vacío me miraba sin observarme. De niño nunca me atreví a verla por más  de diez segundos, y es que nunca pude entender como mi abuela, que tenía ese carácter tan fuerte, se había atrevido a guindar en el medio de la sala un cuadro con una mujer desnuda que se cubría apenas con un  trapo y una manzana. Mucho tiempo después ya con más uso de razón entendí que aquel retrato no era un monumento a la vulgaridad sino una obra de arte. No solo esto, por un momento llegamos a pensar  que lo que guindaba era un cuadro extraviado de Julio Romero de torres, uno de los más grandes pintores de España a principios del siglo XX. Y como no dejarse engañar si el cuadro tiene en una esquina escrito con letra grande ”Julio Romero de torres”, y en la parte de atrás su firma y la fecha en que lo pintó(1909).
     Si el cuadro era autentico entonces como era posible que hubiese llegado a Venezuela y más extraño aun a la sala de la casa de mi abuela. La respuesta no será muy convincente para usted apreciado lector, pero sí para quien con 15 años y lleno de expectativas piense que pueda tener en su casa una obra de arte de fama universal. Resulta que mi abuelo, a quien nuca conocí , era abogado y una vez lo tocó defender a una pareja de españoles que habían llegado a Venezuela huyendo de la guerra civil, mi abuelo ganó el juicio y estos en agradecimiento le regalaron un cuadro que habían traído de España.
    Por supuesto que esto no era suficiente evidencia para verificar la autenticidad pero tampoco para negarla. Años más tarde en mi primera visita a Madrid , que fue con mi familia y mi abuela , a mi abuela se le ocurrió llevar una foto del cuadro al museo del prado para buscar algo que se le pareciera. El resultado fue que lejos de verificar la autenticidad del cuadro , mi abuela termino perdiéndose en el gigantesco templo dedicado al arte apareciendo horas después acompañada de un guardia del museo.
    Para salir de cualquier tipo de dudas mi abuela invitó a un especialista quien concluyó que quizás podía ser un cuadro del hijo, pero que para saberlo habría que llevarlo al museo de Córdoba. Si el cuadro es autentico o no, ya eso no me llama la atención , ahora solo me conformo con ver a la musa dibujada en el lienzo, mirarla, esta vez sin miedo, para que ella que me conoce desde pequeño me responda con la misma mirada de hace 20 años y yo preguntarme entonces ¿será o no será?


     
  

7 oct. 2011

Soluciones para la inseguridad


    La inseguridad es un problema que afecta a todos los venezolanos sin importar edad , sexo o clase social. A menos de que se ande en carro blindado perseguido por un equipo de escoltas,  es imposible defenderse. Para señalar las causas es necesario hacer un ensayo de por lo menos 300 páginas, una de ellas es el soborno a funcionarios policiales, en países como Rumania y Bulgaria se están aplicando medidas innovadoras que han logrado frenar el número de fraudes.
    La estrategia consiste en disimular en vehículos particulares agentes secretos disfrazados de civiles que se van a  dejar parar en las alcabalas, estos, de manera deliberada, les faltará algún documento que exija la ley para la circulación como por ejemplo licencia. Una vez que el policía identifica que al conductor le falta algo , comienza poco a poco con la propuesta de soborno. El agente , haciéndose el pendejo  ,  le ofrece una elevada suma de dinero con tal de que lo deje ir , ante esto, el policía  ebrio de felicidad , acepta.  Es entonces cuando el agente secreto revela su verdadera  identidad y dice: ciudadano usted se encuentra detenido por aceptar un soborno.
    Medidas como esta han disminuido los fraudes de manera significativa en Bulgaria, uno de los primeros policías detenidos por el delito confesó lo siguiente: “ No es justo que me detengan por esto, yo solo hacia lo que hacían todos mis compañeros, han debido avisar primero para uno estar pendiente, ahora ellos trabajando en la calle como siempre y yo preso aquí sin saber que hacer. ¿Por qué no me metí a bombero?  ”
    En Rumania la medida ha sido un rotundo éxito, el número de multas se ha multiplicado , y ahora la alcaldía de Bucarest (la capital) cuenta con suficiente dinero  para tapar todos los huecos que abundaban en la ciudad.  Se espera que la próxima semana se reciban observadores internacionales de países subdesarrollados como Kazajstán, Uzbekistan y Pakistán  para copiar el plan y llevarlo a cabo en sus países en donde es fácil sobornar.
    La siguiente imagen es una foto del prestigioso diplomático kazajistaní, quien ha realizado numerosos viajes para estudiar la cultura occidental.  Se espera que llegue a Rumania en los próximos dias.