16 nov. 2010

De Habana Eva a los motorizados de Caracas



 Fue un domingo en la tarde cuando decidí que tenia que ver la película que había estado reposando en la mesa de la televisión por más de una semana. Ya mi mamá la había visto dos veces, mi papá una , y los dos me la habían recomendado. Ese día mi abuelo estaba invitado a comer a mi casa y como todavía no se había  descongelado la carne que mi papá iba a preparar,  lo invité a que viera la película conmigo, no quiso pero si me contó de cuando había estado en La Habana, casualmente en el momento en que Fidel, hace 50 años, estaba bajando de la sierra maestra para tumbar a Batista.


   Como todavía faltaba para la comida empecé a ver la película para así hacer tiempo, la parte de atrás de la carátula contenía la descripción, una talentosa costurera que se enfrenta al dilema de continuar con su novio cubano o iniciar una aventura con un acaudalado joven exilado. Honestamente no fue la trama lo que me  llamó la atención, sino más bien la manera como se mostraba aquella Habana totalmente desconocida. Una ciudad con abundantes casas del siglo XIX que aun conservan parte de su majestuosidad , pero a la vez están sumergidas en el deterioro y el abandono, habitadas cada una de ellas por numerosas familias. Según su directora Fina Torres la película no tiene fines políticos pero aun así es imposible censurar lo que la filmación trasmite con sus imágenes.

        Al terminar la película quise ver más imágenes de la habana, y me fui directamente a la computadora a buscar en youtube, escribí  el nombre de la ciudad en el buscador e inmediatamente hice click en el primer video que me apareció. Un reportaje acerca de su famoso malecón, mi idea de lo que era la capital de Cuba antes de ver la película había cambiado completamente, de pensar que era una ruina no muy diferente a un barrio de Caracas , paso a ser un lugar en donde realmente había algo que exhibir, es verdad las condiciones de vidas son miserables , pero aquel malecón deteriorado todavía tiene algo que mostrar. Finalizado el video me decidí a escribir Caracas en el buscador , esperanzado con que algo bueno me iba a salir. El primer video en la lista era un reportaje del New York times sobre la Asociación Nacional de motorizados Bolivarianos Socialistas de Venezuela, con Sede presidente, Carnet y todo , se trata de una agrupación dispuesta  a defender la revolución de Chavez. Lo único que quería era ver un video mostrando algún sito turístico de mi ciudad pero no,  solo me encontré con otra realidad desconocida.



2 comentarios:

  1. Pedro me gusto mucho el estilo de este post. Creo que fue un mal golpe de suerte lo que te paso en Youtube pero evidentemente muestra a flor de piel lo que han pasado a ser nuestras características diferenciales. Me parecería chevere que como un aporte tuyo hicieras una comparación entre el video de los motorizados y uno de las múltiples formas de arte que encontramos hoy en nuestra ciudad, que digamos que son un pequeño escape y esperanza a la realidad que vivimos. OMC

    ResponderEliminar
  2. Hola Oriana , puede ser que a lo mejor haya sonado un poco pesimista esta entrada , pero es verdad dentro de todo hay cosas positivas que vale la pena mencionar. Lo importante es que en Caracas todavía hay mucho que rescatar y que existe la posibilidad de que un futuro, no muy lejano, se pueda transformar la ciudad. Si paso en ciudades con culturas extremadamente parecidas como quito , Bogotá , lima o Medellín, Por que no puede pasar en Caracas ?

    ResponderEliminar