29 nov. 2010

Cobranzas Morosas

"Si la naturaleza se opone lucharemos contra ella y haremos que nos obedezca."  Simón Bolívar
Comienzo este articulo refiriéndome a la celebre frase de Simon Bolívar, usada por nuestro presidente, El Loco de Sabaneta, un día del mes Diciembre de 1999. A causa de semanas de lluvias, Chávez, sufría de un miedo gigantesco. El pueblo, como el se refiere a sus seguidores, dudaba en ejercer su derecho y acudir a las urnas de votación. Esto, ponía en peligro el crecimiento de la Revolución y ocasionaría un revés fulminante al progreso de esta.
 El pueblo hipnotizado por las palabras de este seudo-redentor, bajó del barrio, ejerció su derecho y le otorgo al presidente una valiosa victoria que permitió la consolidación de su Revolución. En la noche de ese día “El Loco de Sabaneta” celebraba su victoria electoral y el pueblo sufría una derrota aplastante. En las zonas populares, las lluvias hicieron estragos, tanto así, que hubo  más de 10.000 muertos y esta tragedia ha pasado a ser uno de los episodios mas cruentos de nuestra historia reciente.
            Han pasado más de 10 años, de esa terrible fecha que quedo marcada en la memoria de todo venezolano, promesas es lo único que ha recibido, ese mismo pueblo que le dio a Chávez una victoria cuando mas la necesitaba.
            La historia se repite, lluvias, deslaves, muertes y desastres están ocurriendo actualmente en nuestro territorio, el pueblo sufre y Chávez vuelve a celebrar, esta vez recompensando el jalabolismo de algunos miembros del ejército nacional. Henry Rangel Silva aquel general que expresó sin ningún tapujo, que el ejército no permitiría que un gobierno de oposición tomara el poder por la vía democrática, estaba siendo condecorado, por estas insólitas declaraciones, en un acto decadente que lo único que resalta es la destrucción moral de una institución armada.
            Chávez nos ha mostrado con el pasar del tiempo, que a él, el pueblo no le interesa. El pueblo da y él recibe, esta ha sido la práctica que se ha venido dando desde aquel día de diciembre de 1999, día de tragedia, en la que él celebraba una victoria cuando su pueblo moría.
            El pueblo ha perdido la fe en este “Presidente”, actos como estos, le han dado al pueblo la claridad necesaria para poder tomar sus decisiones.
El venezolano no es gafo, Presidente y en cualquier momento le vamos a cobrar lo que usted nos debe. 

Juan Andrés Riquezes.
Jriquezes87@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario