21 may. 2012

Sobórname

-->
Me declaro culpable. Sí, reconozco que lo que estaba haciendo esa tarde estaba mal, que está penado por alguna ley que, aunque ni siquiera sepa su nombre, no esta excusada por mi ignorancia. Fue por eso que cuando el funcionario policial me tocó el vidrio para indicarme que estacionara el vehículo a un lado, entendí que no me quedaba otra que ingeniarmelas para demostrar mi frágil inocencia, pues me habían cogido infraganti.      

  Hacia tiempo que no me paraba un policía. Cuando tenía mi permisdo especial para conducir de 16 años hasta las 8 de la noche, era díficil que una alcabala no me mandara a estacionar el carro en la acera. Entonces ya estaba preparado para las preguntas incomodas de los funcionarios:  ¿En qué trabaja tu papá? ¿Qué hace tú mamá?. Pero sobre todo una frase que variaba ligeramente en cada ocación independientemente que tuviese mis documentos en reglar o no, pero que siempre, siempre, significaba lo mismo: Tú sabes como podemos arreglar esto.

      Una vez estacionado en la acera procedí a bajarme de el vehículo. Uno de los policías que se suponía debía estar dirigiendo el tráfico se dirigió hacia mí. -Ciudadano, sabía usted que no está permitido hablar por teléfono mientras conduce - Sí pana yo sé, le respondí, pero tú sabes que está trancado , además el semáforo estaba en rojo y ni siquiera se estaba moviendo un solo carro, estaba era escuchando los mensajes de voz guardados no estaba hablando- Igual , eso no está permitido, vamos a revisar si su carro posee alguna multa pendiente sin pagar porque sino vamos a tener que retenerlo- Sentenció.

         Viendo entonces que mi argumentación había fallado, procedí a ejecutar una operación morrocoy,  la cual consiste en hacer el procedimiento lo más lento posible, y así cuando el funcionario me pidió mis documentos (cédula, certificado médico , etc. ) traté de retrasarle el proceso. Cuando se cercioró de que tenía mis papeles en regla llamó a su compañero, quien sacó entonces un blackberry como nuevo último modelo de esos que cuestan más de un salario mínimo, escribió mi placa y la mando por pin para verificar si yo tenía una multa pendiente. Y así, comenzó un largo silencio de alrededor de cinco minutos

Apurado más que todo por el hambre, me decidí a tratar de negociar con ellos para que me dejaran ir. -Bueno tienes razón , yo venía usando el teléfono y eso no se debe hacer, ponme la multa que tengo examen mañana y además como estoy peleado con el profesor  tengo que estudiar el doble para que no me raspe - lo cual no era del todo cierto ya que  aunque  casi me entro a golpes con el profesor , no tenía ningún examen. Y así después de una larga conversación, y con la espontaneidad de un niño me dijo lo que tenía orquestado desde que me vio en el tráfico hablando por celular – Bueno tú sabes que hay otra manera de solucionar este problema-
 Siguo pensando lo mismo desde que me paraban cuando tenía 16  años hasta hoy : el soborno no hace más que alimentar el  problema. Muchas veces he escuchado en la radio o en conversaciones de gente que dice: ” le tuve que dar plata porque los policías estaban armados y entonces no sabes que te  puedan hacer“. ¿Y es qué acaso los policías  no pedirían  plata si no supieran de antemano que a la gente le encanta sobornar ?


1 comentario:

  1. I just read the entire post and I have one word for it, compelling! Keep writing more such accounts!

    Uniform Shorts

    ResponderEliminar