29 may. 2013

Razones para dejar de ver películas gringas


           De tanto estar acostumbrado a ver películas gringas, ver películas en mi propio idioma se convirtió en una rareza que sucedía muy de vez en cuando. Mejor dicho, ver una película en inglés y que no fuera producida en Hollywood era algo muy difícil. Y no es que no llegaran películas a Venezuela en nuestro idioma pero solo muy pocas se filtran. Ya empalagado de ver películas de la misma marca comencé a buscar por mis propios medios - no siempre legales - películas con otro sello de fábrica que fuesen habladas - no dobladas- en español.

       El cine argentino está lleno de posibilidades, una de ellas es EL SECRETO DE SUS OJOS. Dirigida por Juan José Campanella, obtuvo el Oscar como mejor película extranjera en el 2011. A pesar de tener potencial para mantenerse en cartelera por varios meses, solo recuerdo verla anunciada en el cine trasnocho de paseo las mercedes. Sus temas son tan variados que sería injusto mencionar uno solo. La relación entre pasado y futuro, el manejo de la venganza, la frustración de la dictadura, el amor que no fue; todo engranado bajo el misterio de un asesinato cometido hace 30 años. En las miradas está el secreto para resolverlo y para resolver lo que aun no quedó resuelto.

        México fue una potente industria de cine en los años 50, tanto así que el cine  llegó a ser una importante fuente de divisas para el estado. Nombres como Pedro Infante y Cantinflas todavía suenan para quienes ni siquiera existíamos en la edad de oro del cine mexicano. Pero el mismo estado fue cómplice de la decadencia al regular los precios de las entradas de cine. De todas maneras en el año 2001 AMORES PERROS, traducida al inglés como LOVE IS A BITCH , y dirigida por Alejandro González  Iñáritu y escrita por Guillermo Arriaga se encargó de universalizar a estos dos cineastas.  Más adelante hicieron juntos 21 GRAMOS y BABEL, esta última nominada al Oscar como mejor película en el 2006.

         Si de comedias se trata las películas UN CUENTO CHINO (Argentina) y AZUL Y NO TAN ROSA (Venezuela) manejan el humor sin utilizar la herramienta preferida de muchas comedias gringas, la payasearía. De todas las comedias argentinas que he visto fue UN CUENTO CHINO la que más me ha hecho reír. Protagonizada por Ricardo Narín la película se plantea que tan diferentes podemos llegar a ser los seres humanos. Azul y no tan rosa gira en torno a un tema Tabú en Venezuela y probablemente en toda América Latina. Es de las película venezolanas que más me ha disfrutado y desde el momento en que la vi, hace como tres meses, hasta hoy que escribo esto , la película sigue presentándose en los cines de Venezuela. 

          Hace poco cuando estuve en Bogotá vi anunciada en cartelera  una película chilena llamada NO de Pablo Larrain.  Trata sobre como se logró en Chile regresar a la democracia  de manera pacífica en 1988 ganando elecciones llenas de ventajismo y abuso de poder. ¿Por que NO no llegó ni llegará  jamás a  Venezuela?. ¿Será porque los cines Venezolanos no se atreven por temor a que no sea rentable? ¿ Es un poco peligrosa  para el momento político actual de pseudo-democracia venezolana? ¿ El público ni si quiera sabe que existe ?¿O todas la anteriores?


No hay comentarios:

Publicar un comentario